La ACLU de Texas se compromete a ayudar a Texas a rediseñar un sistema penal que sea justo y libre de prejuicios raciales, mantenga nuestras comunidades seguras, y respete los derechos de todos los que entran en contacto con él.

Texas tiene la cuarta tasa de encarcelamiento más alta del país y muchos prisioneros son encarcelados por delitos no violentos como la posesión de drogas. Encarcelar personas es muy caro. Texas tiene un presupuesto anual de correcciones de aproximadamente $3 mil millones. Ese dinero podría gastarse mejor en educación y programas para mejorar nuestras comunidades.

Estamos dedicados a reducir el número de tejanos que están encarcelados y a reducir la huella del sistema penal con reformas policiales, reduciendo el número de tejanos detenidos en la cárcel antes del juicio, y buscando cambios en las sentencias excesivamente severas que han sobrepoblado las cárceles en Texas.