El 26 de abril de 2019 en un acuerdo histórico, el Secretario de Estado de Texas David Whitley accedió anular la lista descuidada e ilegal de casi 100.000 personas que fueron acusadas por el estado de no ser ciudadanos americanos. Este acuerdo es una gran victoria para aquellos ciudadanos naturalizados cuyos derechos al voto fueron amenazados.
 
En el momento que salió la noticia sobre esta lista, sabíamos que tenía fallas y se dirigía a ciudadanos naturalizados que estaban apropiadamente registrados para votar. Inmediatamente avisamos al Secretario de Estado y los condados de las fallas, pero el estado todavía insistió en seguir adelante con la eliminación de votantes. Incluso después de admitir que la lista contenía al menos 25.000 ciudadanos naturalizados y probablemente muchos más, el secretario se negó a anular la lista. Entonces demandamos al Estado de Texas.
 
Pero ahora que nuestra demanda contra el Estado de Texas ha terminado en una manera favorable, ¿qué significa el acuerdo para los votantes de Texas?
 
 
El acuerdo dice que el Secretario de Estado anulará la lista inicial y desechará el proceso que llevó a la creación de la lista que contenía a decenas de miles de ciudadanos naturalizados que, de hecho, eran elegibles para votar. Se le permitirá al secretario continuar con un procedimiento de mantenimiento de listas de votantes mucho más limitado que, si se hace correctamente, no debe apuntar a los ciudadanos naturalizados. 
 
El acuerdo también deja que la ACLU de Texas monitoree las acciones del secretario, exigiendo que el secretario nos proporcione a nosotros y a otros grupos de derechos civiles cierta información antes de implementar los nuevos procedimientos.
 
Aunque según los nuevos procedimientos, ningún ciudadano naturalizado que sea elegible para votar debe ser amenazado con ser removido de las listas de votantes, estamos dedicados a un monitoreo continuo para asegurarnos de que el acuerdo se esté cumpliendo y funcionando como nos esperamos.
 
Finalmente, nunca hubo pruebas de que el fraude electoral fuera un problema en Texas o en cualquier otro lugar del país. Y a pesar de esta victoria, los líderes Texanos probablemente continuarán intentando encontrar formas de reprimir e intimidar las voces electorales de las comunidades minoritarias. Ahora más que nunca, es esencial que las comunidades y las organizaciones de derechos civiles se mantengan vigilantes en su defensa del derecho fundamental al voto.
 
Si usted, o alguien que conoce, recibe una carta del registrador de votantes de su condado amenazándole con la eliminación de su nombre en la lista de votantes, le recomendamos que se comunique con nosotros de inmediato a través de nuestro formulario de admisión legal.

Stay informed

ACLU of Texas is part of a network of affiliates

Learn more about ACLU National