La lucha por los derechos de los inmigrantes es especialmente importante en nuestro estado. El dieciséis por ciento de los residentes de Texas son nacidos en el extranjero y compartimos una frontera de 1,254 millas con México. Esa frontera, y las comunidades de Texas a lo largo de ella, es el lugar donde se promulgan muchas de las políticas antiinmigrantes, la militarización, y la vigilancia excesiva que han definido las políticas de inmigración de Estados Unidos. Por lo tanto, Texas es un frente crítico en la batalla nacional por los derechos de los inmigrantes en nuestro país.

Los inmigrantes en Texas siempre han sido una parte importante de la historia, la cultura, y la economía de nuestro estado, pero las comunidades de inmigrantes continúan siendo perfiladas, acosadas, detenidas, y demonizadas por políticos extremistas y las agencias policiales militarizadas que controlan. En la ACLU de Texas estamos dedicados a defender los derechos de todos en los tribunales, en la legislatura estatal, y en comunidades grandes y pequeñas en todo el estado.