El 19 de enero, dos agentes de la Patrulla Fronteriza se subieron a un autobús de Greyhound en una estación de Fort Lauderdale y procedieron a cuestionar a los pasajeros fila por fila. El autobús, que viajaba desde Orlando a rumbo de Miami, no había cruzado ninguna frontera internacional. A pesar que su ruta era dentro de los Estados Unidos, los agentes interrogaron a los pasajeros, y al final detuvieron a una ciudadana jamaiquina, que según alega la Patrulla Fronteriza, se había quedado más del tiempo permitido en su visa de turista. Esta no es un historia aislada, y la práctica no es nueva. Sin embargo, un reciente aumento en este tipo de operación de inmigración —desde Nueva York hasta Florida— ha causado miedo entre viajeros y comunidades de inmigrantes. También ha promovido preguntas importantes sobre el alcance de la autoridad que poseen los oficiales de inmigración y los derechos que uno tiene en estas situaciones.

¿Pueden los oficiales de inmigración detener a personas en lugares que están plenamente dentro de los EE.UU.?

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), la agencia federal encargada de patrullar los límites de los EE.UU. y las áreas que funcionan como fronteras, afirma tener un alcance territorial mucho más grande de lo que usted se imagina. Una ley federal establece que sin una orden judicial, CBP puede abordar vehículos y embarcaciones y realizar búsquedas de personas sin documentación de inmigración, “a una distancia razonable de cualquier límite de los Estados Unidos.” Estas “fronteras externas” incluyen fronteras terrestres internacionales, pero también, toda la costa de los EE.UU.

¿Qué es una "distancia razonable"?

El gobierno federal define "distancia razonable" como 100 millas aéreas desde cualquier límite externo de los EE. UU. Entonces, combinando esta regulación federal con la ley federal de búsquedas de vehículos sin orden judicial, CBP alega tener autoridad para abordar un autobús o tren sin una orden judicial en cualquier lugar dentro de estas 100 millas. Según el censo de 2010, dos tercios de la población de los EE.UU., o aproximadamente 200 millones de personas, residen dentro de esta región de frontera extendida. La mayoría de las 10 ciudades más grandes de los EE.UU., como Nueva York, Los Ángeles y Chicago, caen en esta región. Algunos estados, como Florida, se encuentran por completo dentro de esta restricción, por lo que toda su población es impactada.

¿Existen limitaciones en el poder de los oficiales de inmigración?

La Cuarta Enmienda de la Constitución de los EE.UU. protege a todos de las búsquedas arbitrarias y los registros de personas y sus propiedades, incluso en esta zona de frontera extendida. Además, como cuestión general, la jurisdicción de estos agentes se extiende sólo a las violaciones de inmigración y los delitos federales. Y, dependiendo de dónde usted se encuentre en el área y de cuánto tiempo un agente lo detenga, los agentes deben tener distintos niveles de sospecha para detenerlo.

Examinaremos a profundidad, escenarios específicos en los que uno puede encontrarse con CBP, pero estos son sus derechos principales. Estos derechos aplican en todas las situaciones, fuera de la aduana y los puertos de entrada.

  • Usted tiene derecho a permanecer en silencio o decirle al agente que sólo responderá preguntas en presencia de un abogado, sin importar su ciudadanía o estatus migratorio. No tiene que responder preguntas sobre su estatus migratorio. Simplemente diga que no desea responder esas preguntas. Si elige permanecer en silencio, es probable que el agente lo cuestione por más tiempo, pero su silencio en sí no es suficiente causa probable ni sospecha razonable para arrestarlo, detenerlo ni registrarlo a usted o a sus pertenencias. Sí existe una excepción limitada: para personas que no tengan permiso para estar en los EE.UU. por un motivo específico y, por lo general, por un período de tiempo limitado (un “no-inmigrante” en una visa, por ejemplo), la ley requiere que usted provea información sobre su estatus migratorio, si se le pregunta. Si bien puede optar por permanecer en silencio o rechazar una solicitud para presentar sus papeles, las personas en esta categoría deben saber que podrían enfrentar consecuencias de arresto. Si desea saber si cae bajo esta categoría, debe consultárselo a un abogado.
  • Generalmente, un oficial de inmigración no puede detenerlo sin “sospecha razonable” o su consentimiento. La sospecha razonable es menos rigurosa que la causa probable, pero ciertamente no es una corazonada o presentimiento. Un agente tiene que tener datos específicos sobre usted que hagan creer que está cometiendo o ha cometido una violación de la ley de inmigración o de la ley federal.
  • Si un agente lo detiene, puede preguntar cuál es la base para su sospecha razonable y ellos deben decírsela.
  • Un oficial de inmigración tampoco puede registrarlo a usted ni a sus pertenencias sin “causa probable” o sin su consentimiento. Si un agente le pregunta si puede registrar sus pertenencias, usted tiene derecho a decir que no.
  • Un oficial de inmigración no puede arrestarlo sin “causa probable.” Eso quiere decir que el agente tiene que tener datos sobre usted que hagan probable que usted esté cometiendo o haya cometido una violación de la ley de inmigración o ley federal.
  • Su silencio por sí solo no cumple con ninguno de estos estándares. El mero hecho de que usted sea de una raza o etnia determinada tampoco constituye causa probable ni sospecha razonable.

Otros factores importantes a tener en cuenta:

  • Si un agente le pide sus papeles, lo que debe proporcionar varía según su estatus migratorio. Los ciudadanos estadounidenses no tienen que llevar prueba de ciudadanía si están en los EE.UU. Si tiene papeles de inmigración válidos y es mayor de 18 años, la ley requiere que usted los lleve con usted. Si un agente de inmigración le pide sus papeles, es aconsejable mostrarle los papeles o se arriesga a ser arrestado. Si usted es un inmigrante sin papeles, puede rechazar la solicitud del agente. Es probable que el agente le haga más preguntas si rechaza a mostrar sus papeles. No importa en qué categoría esté, nunca proporcione documentos falsos a los oficiales de inmigración.
  • Las personas que han entrado a los EE.UU. sin la inspección de un oficial de inmigración pueden estar sujetas a expulsión acelerada de los EE.UU. La expulsión acelerada es una deportación sumaria que elude a un juez de inmigración. El gobierno federal dice que sólo tratará de aplicar la expulsión acelerada a individuos que hayan entrado a los EE.UU. sin inspección en los últimos 14 días, que hayan sido encontrados por un oficial de inmigración dentro de las 100 millas de la frontera y que cumplan con cierto criterio. Si le dicen que usted está sujeto a una expulsión acelerada, pero no está dentro de esta categoría, usted debe decírselo a los agentes. También, si usted teme persecución si es regresado a su país, debe informar su miedo a los agentes inmediatamente.

¿Cómo funciona esto en la vida real?

CBP en autobuses y trenes

Como parte de sus esfuerzos de cumplimiento de inmigración, CBP sube a los autobuses y trenes en la región fronteriza de 100 millas, ya sea en la estación o mientras el autobús esté en marcha. Usualmente, más de un oficial aborda el autobús, y le hacen preguntas a los pasajeros sobre su estatus migratorio, solicitan que los pasajeros les muestren sus papeles de inmigración, o ambos. Aunque estas situaciones son aterradoras y pueda parecer que los agentes de CBP le están dando una orden cuando le hacen preguntas, usted no tiene que contestar y simplemente puede decirlo. Como siempre, tiene derecho a permanecer en silencio.

Negarse a responder las preguntas de CBP puede hacer que el agente persista en el interrogatorio. Si esto ocurre, debe preguntar si lo están deteniendo. Otra forma de preguntar esto es decir, “¿Soy libre para irme?" Si el agente en realidad quiere detenerlo —en otras palabras, si usted no es libre para irse— el agente necesita por lo menos tener una sospecha razonable de que usted ha cometido una violación de inmigración para hacerlo. Además, si un agente comienza a interrogarlo sobre cuestiones que no son de inmigración, como de contrabando de drogas, o si lo sacan del autobús, necesitan por lo menos, sospecha razonable de que usted cometió un delito para detenerlo brevemente mientras lo investigan. Puede preguntarle a un agente la base por su detención, y ellos deben decírsela.

Mientras mas tiempo CBP lo detenga, más sospecha necesitará —eventualmente, necesitarán causa probable una vez que la detención pase de breve a prolongada. Si el agente lo arresta o registra el interior de sus pertenencias, necesita causa probable de que usted ha cometido un delito. Usted puede preguntarle al agente la base de la causa probable, y ellos deben poder articular su sospecha.

CBP en los puntos de control de inmigración

CBP opera puntos de control de inmigración a lo largo del interior de los EE.UU., tanto en las carreteras principales —puestos de control permanentes— como en las secundarias —puestos de control tácticos— como parte de su estrategia de cumplimiento. Dependiendo del punto de control, es posible que haya cámaras instaladas a lo largo de la carretera y que conduzcan hasta el punto de control, y perros detectores de droga acompañado a los agentes. En estos puntos de control, se detiene a cada conductor y se le pregunta sobre su estatus migratorio. Los agentes no necesitan ninguna sospecha para detenerlo y hacerle preguntas en estos puntos de control, pero sus preguntas deben ser breves y estar relacionadas con la verificación del estatus migratorio. También pueden inspeccionar visualmente su vehículo. Algunos conductores serán enviados al área de inspección secundaria en el punto de control para hacerles más preguntas. Esto debe hacerse sólo para hacer preguntas limitadas y rutinarias sobre el estatus migratorio, que no pueden preguntárseles a cada conductor cuando hay mucho tráfico. Si se encuentra en un punto de control de inmigración mientras conduce, nunca huya de él— es un delito grave.

Al igual que antes, cuando usted esté en un punto de control, puede permanecer en silencio, informara al agente que no responderá a sus preguntas o dígale que sólo las responderá en presencia de un abogado. Al negar a contestar preguntas de un agente probablemente resultará en una detención para un interrogatorio adicional, en ser remitido para una inspección secundaria o en ambas cosas. Si un agente extiende la detención para hacerle preguntas no relacionadas con la inmigración o extiende la detención por un período prolongado para preguntar sobre su estatus migratorio, el agente necesita por lo menos sospecha razonable de que usted ha cometido un delito de inmigración o que violó la ley federal para que sus acciones sean legales. Si lo retienen en el puesto de control para más que un breve interrogatorio, puede preguntarle al agente si es libre de irse. Si dicen que no, necesitan una sospecha razonable para continuar reteniéndolo. Puede preguntarle a un agente sobre la base para su sospecha razonable, y ellos deben decírselo. Si un agente lo arresta, lo detiene durante un período prolongado o busca en sus pertenencias o en las áreas de su vehículo que no están a plena vista del agente, el agente necesita causa probable de que usted ha cometido un delito de inmigración o de que haya violado la ley federal. Puede pedirle al agente que le diga cuál es su base de causa probable. Ellos deberían informársela.

Patrullas ambulantes de CBP

CBP lleva a cabo otra actividad de cumplimiento interior: patrullas ambulantes. Durante estas patrulladas, CBP conduce por el interior de los EE.UU. deteniendo conductores. Para estas operaciones, la Corte Suprema requiere que CBP tenga sospecha razonable de que el conductor o los pasajeros en el automóvil que han detenido violaron la ley de inmigración o cometieron un delito federal. Si a usted lo detienen, las preguntas del agente deben limitarse a la sospecha que han tenido para detenerlo y los agentes no deben prolongar la detención preguntándole sobre cuestiones irrelevantes a la razón por la cual lo detuvieron. Cualquier arresto o detención requiere causa probable. Usted puede preguntarle al agente su base de causa probable y ellos deben decírsela. En esta situación, tanto el conductor como cualquier pasajero tiene derecho a permanecer en silencio y no contestar preguntas sobre su estatus migratorio.

Las situaciones con CBP o con cualquier agente del orden público pueden ser intimidantes y aterradoras. Siempre es mejor mantener la calma y ser cortés al tratar a los oficiales de inmigración. Si cree que sus derechos han sido violados, debe contactar a un abogado.

Stay informed

ACLU of Texas is part of a network of affiliates

Learn more about ACLU National